5 Beneficios de practicar Acroyoga

El yoga es una de las disciplinas más conocidas y practicadas hoy en día, uno de los mejores sistemas de cuidado integral que existen en el que se fortalecen cuerpo, mente y espíritu. Más que una práctica, el yoga es un estilo de vida y también es una de las disciplinas que más modalidades tiene.

Desde modalidades tradicionales como el Hatha o Swara yoga, hasta modalidades tibetanas como el Kaladanda o de fuerza o movimiento como el Acroyoga, del que hoy os voy a hablar.

El Acroyoga es una práctica corporal que nace a partir de la fusión de tres disciplinas corporales históricas como es el clásico yoga, el masaje tailandés y las acrobacias. Suele realizarse en parejas, donde se utiliza el cuerpo como medio de expresión para crear nuevas formas de interrelación y comunicación. Mediante las múltiples posturas en equipo se aprende a mantener cuerpo, mente y espíritu unidos, además de obtener grandes beneficios. Algunos de ellos son:

1. Desarrolla la coordinación motriz y la concentración

Nos permite conocer nuestro cuerpo en profundidad y sus múltiples cualidades motrices tales como la coordinación, el control del movimiento, la concentración y el equilibrio, partes muy importantes de esta práctica que realizaremos con la ayuda de nuestra pareja de acroyoga.

2. Trabaja la musculatura, la flexibilidad y la fuerza

Como práctica corporal, el acroyoga desarrolla varias cualidades del cuerpo como la agilidad, la fuerza, la flexibilidad, la resistencia y la alineación correcta, por lo que es una actividad física muy completa.

3. Ayuda a reducir el estrés

Dado que también es una disciplina muy espiritual que requiere de mucha concentración y calma, nos ayuda a favorecer nuestro bienestar mental y a reducir nuestro malestar, ansiedad o estrés.

4. Crea lazos empáticos

El trabajar las posturas con un compañero hace que se genere una unión respetuosa y de confianza. El acroyoga funciona como medio de expresión artística desarrollando otras formas de comunicar, lo que da pie a crear lazos empáticos.

5. Genera energía y vitalidad

Esta práctica también trabaja en el plano emocional. Te ayuda a superar tus límites, mejora la respiración y favorece la relajación, generando así un alto grado de energía y vitalidad y bienestar general.

No hace falta tener mucha experiencia o unas condiciones físicas especiales para practicar acroyoga, aunque os recuerdo que si es la primera vez que lo practicáis, tengáis mucho cuidado o supervisión de una persona que conozca la disciplina. ¡Lo importante es que tengáis muchas ganas y por supuesto, un compañero para practicarlo!

Layoga.com

Layoga.com

Continue Reading